Ben Bertrand "Manes" (Stroom, 2020)

Ben Bertrand "Manes" (Stroom, 2020)


Está científicamente comprobado que algunos tipos de serpiente aumentan exponencialmente su velocidad al percibir la adrenalina que generamos al tenerles miedo. Mientras mayor sea el miedo más rápida será la serpiente y por conclusión más rápida la mordida. Finalmente es a eso a lo que tememos... la mordida, ¿ Cierto ? ¿ O es en realidad el movimiento de la serpiente ?.  ¿ Qué llegó primero ?, ¿ El miedo a la mordida o el miedo a la motricidad de la serpiente ?.

Vosotros no lo sabéis, y yo no lo sé, Ben Bertrand probablemente sí. Es más, en su último disco Bertrand -parte de esa increíble escena Belga que explora los bordes más oscuros del post-todo- empieza y termina con pulsaciones que imitan esa locomoción ondulatoria. Las canciones de "Manes" reptan sigilosamente hacia los oídos y sus desarrollos incrementan su velocidad conforme somos atrapados por las fantasmales digitaciones de clarinete de Ben. Todos estos tracks son una especie de segregación química que te paraliza a la par que te va elevando en slow-mo con su veneno.

Mostrar comentarios